Este genial dibujo, con el que me siento muy identificada, es obra del genial ilustrador y artista Jordi Labanda.

domingo, 16 de diciembre de 2012

Mal ejemplo

Está claro que en casa tengo fama de lo que tengo...

Ayer por la tarde, merendamos-cenamos tortitas.

Padre estaba haciéndolas y yo terminaba de poner la mesa en la cocina, acompañada de Criatura.

Esta fue la conversación:

M&M: Criatura, tú te comes las tortitas con un Cola-Cao, ¿vale?

Criatura: vale.

M&M: Padre, tú con qué las quieres?

Padre: Con zumo de naranja, por favor.

M&M: Y yo... a ver... con qué me las tomo...(pensando en voz alta).

Criatura: ¡CON VINO!

Ya sabéis quién es la que tiene fama de bebedora en la familia...

33 comentarios:

  1. Jajaja
    Pues nada, que no lo repita por ahí!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso... que al menos la vergüenza quede en casa...

      Eliminar
  2. Los niños son terribles.:) Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sï... los niños en general, y la rubia en particular...
      Bs.

      Eliminar
  3. Ja ja, ya sabes, cría fama y échate a dormir.
    Es más, mi hija si salgo por ahí sin ella, a comer o a cenar, lo primero que me pregunta a la vuelta es - mami ¿estás borracha? - normalmente porque vengo de buen humor y riendo, y ella no está acostumbrada, porque otra fama que tengo según su percepción es la de rancia y malhumorada.
    Ten hijos para esto. Ains!
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay no, me mataste de risa!! Tanto parir y criar,y que te salgan con esas famas. Vale que nos aman mucho y nosotras a ellos

      Eliminar
    2. Ay, Inma... lo gracioso es que yo no soy de vino... aunque sí de cervecita...

      Mamá en camino... nos aman... pero no son ciegos... jajajajaja!

      Eliminar
    3. Bueno...en mi caso la fama es justificada, con el vino y con la cerveza, hija mía, le doy a todo

      Eliminar
    4. Chica, en la variedad está el gusto...

      Eliminar
  4. ¡Jajaja! verás cuando ella escriba su propio blog, ¡¡tiembla!!
    Buenísimo, como todo lo que protagoniza tu pequeña.
    La verdad es que los niños son la pera. El otro día, H. estaba trabajando con la psicóloga (B.) y a ésta se le cayeron toooodos los papeles al suelo. Le dice B. a H. "cariño, ahora vamos a ir donde la logopeda y le vamos a contar que se nos han caído los papeles". Y llega H. a la sala de Logopedia y le dice a la logo "E., no te vas a creer lo que nos ha pasado y lo torpe que puede llegar a ser B." :))
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaaaaaaaaaaaaajajajajajajajajajajajaja!
      Estos niños saben mucho... demasiado!

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. A Padre no le salen nada mal tampoco... pero que quede claro que yo no me las tomo con vino, eh?

      Eliminar
  6. Hola amig@,

    He conocido tu blog a través del de una amiga y me gusta mucho.

    Si lo deseas puedes pasarte por felicidadenlavida

    Un fuerte abrazo,
    Francisco M.

    ResponderEliminar
  7. Bueno, pues nada, mientras sea eso ... ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te parece poco?????
      Si es que además yo no tomo vinooooooooooooooooooooo

      Eliminar
  8. Definitivamente, Criatura te tiene fichada... Yastabientantobeber, hombre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No os vais a creer que yo no bebo vino... ya os estoy viendo venir...

      Eliminar
  9. jajajaja... me encanta la Rubia!

    Muchas gracias por tu comentario... sí la verdad es que es genial, te aseguro que es todo un ejemplo de cómo hay que afrontar esta enfermedad (dudo de si es así de fuerte o una completa ignorante!) casi es ella la que nos consuela a los demás!

    Besotes de una adicta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Rubia es tan ovservadora como su madre, pero con un poquito (más) de mala leche...

      Me alegro mucho por lo de tu amiga, de verdad!

      Eliminar
  10. Jajajajajajaeja. Si te sirve de consuelo... ya somos dos. Mi hija ve la botella de vino en la nevera y dice... "ésta es la fanta de mami".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajaja! Me parto!!! La fanta de mami??? Es genial!

      Eliminar
  11. Me espolsó mi criaturo en medio de Metadona a grito pelao:

    -Mama, bebéis mucha cerveza!!

    Lo gracioso es pueden pasar semanas hasta que me beba un bote...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajajajajaja! Tu criaturito no tiene desperdicio, eh????

      Yo tampoco bebo vino... aunque cervecitas sí... ñam, ñam!

      Eliminar
  12. jajajaja en serio muuuuu grande tu criatura... y muy observadora??? jejejej

    ResponderEliminar
  13. Ja, ja, ja, haciendo honor a la cabecera de tu blog? Está claro que a mí me dirían que una cervecita... pero lo que me ha dado envidia de verdad... Las tortitas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces, pero muy pocas, bebo algo de vino, pero yo soy fanS de la cerveza... esa sí que me gusta, jajajajaja!

      Eliminar
  14. Consuélate yo llevo casi 25 años, tenía ella 5 años, con la duda de quién fue la persona que llamó a casa un día que estaba en la cama con un bajón de tensión a las diez de la mañana de un sábado y mi hija contestó el teléfono y dijo: "No se puede poner, está borracha" y colgó sin darme tiempo a cogerlo yo. :P
    Nunca supe quién fue y la duda me corroe, porque seguro que será el típico que dirá que soy tan borracha, que hasta la pobre niña lo dice jajajajajajajj
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajajajajajaja! Genial la anécdota, Dolega!
      Muy grande la Niña!

      Eliminar

¡Gracias por opinar!

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.